sábado, 19 de noviembre de 2011

experimentar por experimentar


En Dinamarca saben de lo que hablan, llevan treinta años haciéndolo, sin más pretensión, que intuir hacia donde va el mobiliario del futuro

Un asociación llamada "The Cabinetmakers" cada año une a varios diseñadores para que creen y materialicen nuevos conceptos de mobiliario. Este año, en su treinta aniversario, el concepto de experimentación era "el cumpleaños" y decidieron después de ponerse manos a la obra, enseñar los resultados.




Algunos han incorporado el cumpleaños como un ángulo de temática en relación a lo que en treinta años necesitaremos en nuestra vida adulta, mientras que otros han dado rienda suelta a su imaginación. Lo único que prometen de los resultados es que no son aburridos. Se puede encontrar:
- Una cabra que no es una cabra, sino una mesa de trabajo de donde uno mismo puede hacer su propia silla.
- Altavoces escultóricos que eliminará las disputas domésticas.
- Una canasta de almacenamiento para un picnic, la ropa o artículos varios otros.- Un taburete de barra de largas noches con sus amigos.
- Un sistema de archivo que almacena los recuerdos y los sueños en una fusión de un escritorio y un armario.
- Un árbol de abrigos para toda la familia.
- El Volkswagen de sillas que celebra y abraza la vida cotidiana con todas sus rutinas mundanas.
- Un librero muy simple que se puede montar en la pared o de pie en el suelo, y que es más amplio de lo que piensa.


"Si cada principio de curso todos nos planteáramos incluir en nuestra agenda hacer un ejercicio de innovación con el objetivo de experimentar, tan sólo uno... qué diferente sería el mundo."

Datos personales