viernes, 9 de abril de 2010

lo que el diseño no es

foto
Una frase de Gui Bonsiepe del pasado Congreso de Diseño e Innovación de Cataluña resuena aún: "el diseño debe perder simbolismo"

Pues bien, en el libro "El lenguaje de las cosas" de Deyan Sudjic, se vuelve a hacer referencia a esta parte del diseño industrial o el diseño de producto que es la que más se ve y desde mi humilde punto de vista más daño hace, la exclusivamente simbólica.
Sudjic en su libro hace una reflexión sobre qué objetos o diseños aparecen en el Salón del Mueble de Milán y dice textualmente: "Habían creado objetos que no tenían nada que ver con la resolución de ningún tipo de problema. Producían cosas que eran básicamente inútiles, en un número de unidades reducido y a precios desorbitados (...) Diseñar una buena silla de dos mil dólares es mucho más fácil que diseñar una buena silla de veinte"

Es ese simbolismo de objetos salidos de los estudios de Arad, Lovegrove, Zaha Hadid... son los que lastran la humilde y sincera función del diseño coherente.
Sudjic sin complejos los califica como malos diseños que no cumplen función alguna. Quizá es que han pasado de ser malos diseños a convertirse en buen arte, ya que nadie puede negar que determinados objetos ya forman parte de subastas junto con esculturas o lienzos.

Otra reflexión parte del Estudio San Serif Creatius, que nos hacía pensar en si seríamos capaces de identificar qué muebles corresponden a qué Feria si agitásemos en una cocktelera los muebles de las últimas 5 Ferias del Mueble de Valencia.

También hace pocos días a través de twitter, el ICEX promocionaba su campaña del mueble infantil español y pensabamos: otra vez los de siempre (aunque había otros)... porque la gran mayoría de los diseños volvían a ser de Agatha Ruiz de la Prada o de Mariscal y con todos los respetos, me parecen más simbólicos dichos muebles que basados problemáticas reales. Lo peor: que las empresas que encargan los diseños, quizá lo que más deseen es que sean así de simbólicos.

Y como decía Bonsiepe, para ver el futuro de diseño industrial debe redimensionarse la relación entre los valores simbólicos y los reales.

3 comentarios:

Victor dijo...

Tienes toda la razón del mundo...y me quedo con la frase:

"Habían creado objetos que no tenían nada que ver con la resolución de ningún tipo de problema. Producían cosas que eran básicamente inútiles, en un número de unidades reducido y a precios desorbitados (...) Diseñar una buena silla de dos mil dólares es mucho más fácil que diseñar una buena silla de veinte"

Es completamente aclaradora.

JLMON dijo...

Totalmente de acuerdo.
El problema con el diseño, sea de mobiliario, gafas o cestitos de la compra es el intrusismo de quines han convertido su nombre en un negocio de colmado.
cuidate

Señor Werty dijo...

Pues si, pero ya se sabe que es más molón que la trona del niño sea de Mariscal que de cualquier otra marca desconocida.

Sau2

Datos personales