jueves, 16 de junio de 2011

Eva Zeisel. Mujeres del diseño (III)


75 años de carrera profesional y 104 años de vida dan a esta mujer, de diseños de dulces formas llevadas a la cerámica y sólidas colecciones vendidas en medio mundo, la entidad suficiente como para considerarla historia viviente del diseño. Dulzura, sensualidad y elegancia sin ostentación pueden definir sus obras.
Nacida en una familia judía de clase alta en Budapest aprendió el oficio en Kepzomuveszeti Academia (Academia de Bellas Artes) y abrió su propio estudio en 1925. Quería ser pintora, pero como sustento empezó a hacer piezas de cerámica.

De 1932 a 1937 trabajó en Rusia en la fábrica de porcelana Estatal Lomonosov de Leningrado y en la fábrica de Dulevo cerca de Moscú desde 1934, convirtiéndose en directora de arte en 1935. En 1936 fue acusada falsamente de conspirar para asesinar a Stalin y encarcelada. Escapó de la cárcel nazi para exiliarse junto con su marido Hans, en Estados Unidos, y con 64 dólares en el bolsillo.
Ya en Estados Unidos comenzó en el mundo de la enseñanza con Donald Dohner en 1939 en el Pratt Institute, la primera escuela de diseño industrial en incorporar cerámica, mientras trabajaba como diseñadora en Bay Ridge Specialty Co. en Nueva Jersey. En 1947 ganó un concurso del Museo de Arte Moderno de diseño de la vajilla para el museo, y ésta se convirtió en un ejemplo de buen diseño de vajillas. Trabajó también para la Alfarería de Red Wing, Italcraft y China Hall.
En 1982, regresó a Hungría para trabajar en una fábrica líder en cerámica. Y de vuelta ya en Estados Unidos fue de nuevo el diseño de vajillas y una aparición en un artículo en el New Yorker en 1987 acerca de su vida, y de exposiciones de su obra en el MoMA (1996) lo que la colocaron en el mapa mundial del diseño industrial.
Hoy en día, con más de 75 años en el mundo del diseño, Zeisel es una de las creadoras con más ventas en el sector del menaje. Tal vez sea por eso, que entre sus adeptos se encuentran coleccionistas que buscan su trabajo por su originalidad, y con esa intuición de que sus obras harán historia.

Como la vida de Zeizel parece salida de una película, el director Jyll Johnstonela la hizo realidad junto a Canobie Films, en su documental “Throwing Curves – Eva Zeisel”, con motivo del 95 cumpleaños de esta fascinante mujer. En el documental se incluye, además de su carrera en los centros neurálgicos del diseño de su tiempo -su estadía en la Berlín de los años 20, la Unión Soviética de los 30 y la Nueva York de los 50-, su épica vida en sus inicios en Europa.
Entre estas coordenadas de tiempo y espacio se revela su ánimo creativo. Una vocación que nació de los pequeños gestos de la vida, como el recuerdo de unos platos húngaros y coloristas de su tía o el marcado carácter de su madre historiadora, que había sido la primera mujer el graduarse en la Universidad de Budapest.

Fue galadonada en 2005, con el Premio Nacional de diseño por toda su trayectoria, por el Cooper-Hewitt, National Design Museum de Nueva York. Una persona de espíritu maravillosamente desafiante, Zeisel nunca ha seguido el camino previsible de la moda de vanguardia: "No acepté el purismo de diseño moderno".

No os perdáis, si os interesa esta mujer, la ternura que desprende en esta charla de TED.

Actualización 15 de Enero de 2012.
Eva ha muerto a los 105 años de edad. Noticia en The Guaridan.

1 comentario:

JLMON dijo...

Hola Irene
Gracias por descubrimerla...
Sensualidad, elegancia en la curva...
Estupenda!

Datos personales