martes, 8 de septiembre de 2009

La Simultanee::taller de diseño


[...] Entras a su casa y te muestra vestidos, mobiliario, dibujos de muebles y bocetos para vestidos.

Casualmente, este verano, de paseo hacia la playa me topé con una casa con esta inscripción:

Sonia y Robert Delaunay casi no tienen un sitio dentro de la historia del diseño industrial, pero recuerdo lo impresionados que nos dejaron estas dos figuras en nuestras clases.

Sonia Delaunay (Sonia Terk, de soltera) diseñadora y pintora de origen ruso (1889-1979), fue más conocida por sus cuadros, siendo la primera mujer que en vida vio su obra expuesta en el Louvre, pero no debemos olvidar otra de sus facetas, la unión de las artes plásticas y el diseño, en lo que fue pionera.

Durante su estancía en España, decora el teatro de variedades Petit Casino, de Madrid. Delaunay fue contratada, por recomendación de Diaghilev, para diseñar túnicas, sombreros de rafia, y sombrillas para las cuatro hijas del marqués de Urquijo. El éxito de estas creaciones y otras para la familia del director de La Epoca, el influyente marqués de Valdeiglesias, le trajeron una rica clientela; este patronazgo le permitió abrir la Casa Sonia, en la Calle Columela, una tienda de elementos de decoración, que ella misma hacía a partir de otras cosas del Rastro. El negocio llegó a bien y se abrieron sucursales en Barcelona y Bilbao.

Crea pintura de habitaciones, telas para vestidos, sombrillas. Abre tienda también en San Sebastián, donde exponen en el salón de la Asociación de Artistas vascos, y en Barcelona. En 1921 abrirá su tienda en París. Sigue creando vestidos simultáneos, vestido poemas, y diseña vestuario de películas.


Robert Delaunay nació en París en 1885, hacia 1903-1905 y tras su aprendizaje como escenógrafo, Delaunay decide dedicarse por completo a la pintura, estudiando a los impresionistas, a Gauguin y Seurat. Al mismo tiempo empieza a asistir con asiduidad a exposiciones de arte, y entabla amistad con personajes como el aduanero Rousseau y Metzinger (futuro teórico del Cubismo).

Se dedicó fundamentalmente a la pintura, creando un estilo que ellos mismos denominarían "el simultaneismo", estilo que también Sonia llevará a sus vestidos de intensos colores.

Mas tarde también colaboraron con Gabriel Guevrekian para la concepción de unos jardines que están entre el cubismo y el simultaneismo.



Respecto a su estancia en la casa de Portugal que encontré casualmente:


"Robert y Sonia Delaunay estaban veraneando en San Sebastián cuando estalló la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914. El hecho de que Robert hubiera sido declarado en 1908 inapto por razones médicas para el servicio militar les permitió quedarse en España, que era país neutral; una opción a la que también les inclinaban sus convicciones internacionalistas y pacifistas. En el otoño de ese año los Delaunay se instalaron en Madrid donde permanecieron hasta junio de 1915, fecha en la que, tras un viaje a Lisboa, decidieron establecerse en Vila do Conde, cerca de Oporto. Permanecieron allí hasta marzo de 1916, y, tras otra estancia española en Vigo a mediados de ese año, volvieron a Portugal, y se establecieron en Valença do Minho, donde residieron hasta comienzos de 1918, fecha en la que se instalaron de nuevo en Madrid.

Durante su larga estancia portuguesa, Robert y Sonia Delaunay contribuyeron decisivamente a la actividad del grupo Orfeu, proyección portuguesa del Simultaneísmo promovido en 1913 por Apollinaire y Delaunay en París cuyo objetivo último era construir el equivalente artístico de la experiencia vital del hombre moderno.

El peculiar efecto de saturación cromática que producen los cuadros pintados por Delaunay en Portugal se debe al uso de una técnica especial, variante de la encáustica, en la que el pigmento se aglutina con una mezcla de aceite y de cera. Este método, que los Delaunay habían aprendido en París del pintor mejicano Zárraga, asegura, además, una mayor persistencia a la luminosidad de los colores, pero su práctica es lenta y laboriosa y los Delaunay la abandonaron tras su estancia en Portugal."



Esta casa de la playa en Vila do Conde, fue un fructífero lugar para la pareja de artistas. Robert y Sonia Delanuay nunca se sintieron al margen del compromiso en la sociedad en la que vivían, se relacionaron con sus coetáneos portugueses Eduardo Vianna, Almada Negreiros, José Pacheco, Souza Cardoso, representantes del futurismo del país.

3 comentarios:

Señor Werty dijo...

Si señor, bonito homenaje muchas veces nos quedamos con los actuales y nos olvidamos con los que empezaron con todo esto.

Sau2

Ros dijo...

no conocía tanto y me ha encantado profundizar un poco más en la vida de esta pareja

Victor dijo...

Me ha gustado mucho como has recordado la trayectoria de esta pareja de artistas......de echo todo lo que hicieron les hace por si solos unos genios para su época.

Hoy en día estoy seguro de que también hay gente así, lo único es que aún no lo saben o no han tenido la oportunidad de demostrar lo que valen.

Mucha suerte a tod@s, y digo suerte porque aparte de luchar mucho para llegar a tener un curriculum similar, hay que tener ¡¡Mucha Suerte!!

Datos personales